Imagen de la flor Clematis

Flor de Bach – Clematis

Para los soñadores y los soñolientos, que nunca están totalmente despiertos y que no tienen gran interés en la vida. Gente tranquila, que no es realmente feliz en su actual situación y que vive más en el futuro que en el presente. Son personas que viven en la espera de tiempos más felices, donde sus ideas podrían convertirse en realidad. En la enfermedad algunos hacen muy pocos esfuerzos o ninguno para recuperar la salud y en algunos casos hasta llegan a desear la muerte con la esperanza de una vida mejor, o quizás con el deseos de reencontrarse con algún ser querido al que han perdido.

-Dr. Bach

¿Qué persona refleja esta esencia floral?

Aquella persona que tiende a ser distraída, ausente, que vive más en el futuro y que se siente cómoda en soledad, se aparta de los demás por falta de interés.  Podríamos decir que esa falta de interés por las relaciones, esa apatía, los hace poco empáticos, pues no son capaces de ponerse en el lugar del otro, ni captar el clima emocional que los rodea. Pueden verse como personas desconectadas del entorno; en realidad no les interesa lo material, prefieren su “mundo”, al terrenal. Carecen de sentido práctico,  por lo que no se puede contar con él para cuestiones del día a día. Quizás parezca, que son egoístas o faltan a los demás; pero en realidad no se trata de eso. Son mas bien personas ingenuas y transparentes. Asimismo, no suelen tener miedos, debido precisamente a esa desconexión de la vida cotidiana y de lo emocional.

A nivel físico; casi siempre se ven cansados, por lo que necesitan dormir bastante. Ese “tener la cabeza en otro mundo” hace que les cueste mantener la atención y la concentración en el presente, por lo que la memoria no es su fuerte.

Este podría ser un primer retrato de la “personalidad” Clematis.

Por otro lado, es interesante señalar que existen los Clematis temporales; es decir, hay épocas en la vida de una persona, donde las características típicas de esta flor (descritas anteriormente), se hacen más notables: la adolescencia y la vejez.

Es decir, se puede estar en estado Clematis de forma transitoria, ante situaciones traumáticas físicas o emocionales, de las que queramos alejarnos. Por ejemplo; una persona que sufre un accidente de tráfico, y reacciona como si lo que le acabase de suceder, no le hubiese pasado a ella. Se desvincula de lo sucedido, no le afecta emocionalmente, pues no lo vive como propio.  Aquí se usa como forma de desconexión, como mecanismo de defensa para separarse de uno mismo, del dolor o del sufrimiento, de refugio en un mundo de fantasía.

Es ahora cuando vienen las preguntas de;

¿Soy entonces un Clematis?

Seguramente muchas personas se hayan reconocido en algunas de las características que describen a esta esencia floral, pero no en otras. Por lo que podemos decir que existe en ellos parte de Clematis. Es importante recordar aquí, que como personas, somos seres complejos y estamos conformados por un gran conjunto de características que nos definen, algunas cambiantes y otras más estables, por lo que nos iremos reconociendo en diferentes puntos de un gran número de esencias.

¿Es Clematis una flor para mí?

Si la persona responde a algún elemento de los señalados, o está pasando por una situación dolorosa que lo ha llevado a aislarse del entorno, a no reconocer lo sucedido etc; esta flor podría ser de gran ayuda, como forma de “traer a la persona al presente” y ayudarla en su proceso de reconexión con el entorno.

Si tienes alguna duda o te gustaría comentar un caso Clematis, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de la web.

Category38 Esencias

silueta-persona

Soy Mónica Pinzón: psicóloga y terapeuta floral certificada con años de experiencia. Comprueba cómo con las flores de bach y mi terapia te ayudamos día a día. Aprovecha la primera consulta gratuita.