imagen de las flores color rosa de impatiens

Para los que son rápidos de acción y de pensamiento y quieren que todo se haga sin vacilación y sin demora. Cuando enferman esperan con ansiedad una pronta recuperación. Les resulta muy difícil tener paciencia con la gente lenta, ya que la lentitud les parece un error y una pérdida de tiempo. Hacen toda clase de esfuerzos para lograr que los lentos actúen con mayor rapidez. Frecuentemente prefieren trabajar y pensar solos para poder hacer todo a su propio ritmo.

-Dr. Bach

¿Qué encontramos cuando hablamos de Impatiens?

IMPACIENCIA y ACELERACIÓN. Si tuviéramos que definir la esencia de esta flor, seguramente éstas sean las palabras que aparecerían primero en la definición.

Si hablamos de una persona con características Impatiens; estaríamos ante un individuo que vive en constante aceleración. Para él el tiempo es un factor clave, y no concibe la posibilidad de perderlo. Puede llegar a percibir que el mundo es “lento”, se impacientan al pensar que el resto no sigue su ritmo.

Imaginemos un supermercado en el que un Imrelojpatiens esté haciendo cola. Justo delante de él en su misma caja, hay una tierna anciana que no termina de dar con las monedas necesarias para pagar su compra. Es muy p
robable que ante esta situación, Impatiens se muestre tenso e irritado. Es probable que esté pensando -“Y aquí estoy, perdiendo mi valioso tiempo. Con todo lo que tengo que hacer… Si es que ya tendría que estar en casa estudiando… Vamos señora, vamos… Déjeme que ya le busco yo las monedas

Son estas situaciones las que le sacan de quicio.

Todo él; pensamiento, conducta y forma de interactuar con el entorno, es acelerada. Quiere ir al grano en todo lo que lo rodea. Esto hace que muchas veces pierda muchas de las sutilezas del clima emocional o del lenguaje no verbal, puesto que está más centrado en la practicad de una situación o una idea que en todo lo que la acompaña. Esto explicaría su escasa empatía y su falta de modales en ocasiones. En su impaciencia, puede por ejemplo, completar la frase de una persona o terminar algo que estaba haciendo un tercero, lo que les causa algún que otro problema a nivel social.  Muchas veces relacionado con esa falta de tacto que vemos, pero también movido por su poca capacidad de autorregulación. Pueden llegar a perder el control, mostrarse rabiosos o irritables, teniendo como origen un estado de frustración; al no ver resueltas sus cosas al ritmo que ellos esperaban.

La persona Impatiens tiende a percibir los entornos “lentos” como obstáculos, que trata de sortear; por ello tiende a apartarse de todo aquello que por no “seguir su ritmo”, percibe como entorpecimientos innecesarios.  Por eso prefiere resolver las cosas en solitario.

Por otro lado, su organismo acompaña por completo a la mente; parece responder igualmente con gran aceleración. Pensemos que se mueve en un estrés constante, por lo que es muy probable que desarrolle estados de ansiedad, así como contracturas musculares permanentes, migrañas, insomnio…. y cualquier otra alteración propia de un estado de estrés permanente.

¿Cuándo podría ser útil emplear esta flor?

Impatiens puede ser muy útil, aunque no respondamos a esta descripción al pie de la letra; por ejemplo, en todas aquellas situaciones en las que nos hemos impacientado mas de la cuenta. Esta flor nos ayudaría a reducir revoluciones, a recuperar la conciencia de la importancia de la relajación, la tolerancia.

Ta en su momento el Dr. Bach fue consciente de la importancia de esta esencia, al incluirla dentro del preparado que compone a fórmula del rescate. Donde primero la vinculó al concepto del dolor, y posteriormente porque entendió que en toda situación de emergencia, hay mucha ansiedad, aceleración e impaciencia, y aquí Impatiens tiene mucho que decir.

Category38 Esencias

silueta-persona

Soy Mónica Pinzón: psicóloga y terapeuta floral certificada con años de experiencia. Comprueba cómo con las flores de bach y mi terapia te ayudamos día a día. Aprovecha la primera consulta gratuita.