niña con pomas de jabón

Es importante señalar que; cualquier ser vivo puede beneficiarse del uso de las esencias florales. No existe edad mínima necesaria para comenzar a tomar flores. De hecho, se puede iniciar su uso en el momento de la gestación, a través de la toma que pueda estar realizando la propia madre. Asimismo, tampoco existen contraindicaciones, ni efectos colaterales, como se entiende desde un punto de vista médico-farmacológico.

Hay que tener en cuenta que cualquiera de las flores del sistema, podrían ser utilizadas con un niño, siempre que las necesidades del pequeño así lo requieran; es decir, no es que existan flores particulares o exclusivas para niños.
También es cierto, que hay determinadas flores, que por las características que poseen, tendríamos que tenerlas mas a mano.

A continuación describo algunas de ellas:

MIMULUS: Los niños Mimulus, son muy retraídos, miedosos y vergonzosos. Dependen bastante de su madre, y buscan el contacto con ella. Suelen ser bastantes sensibles a los estímulos sensoriales.Se ven como niños enfermizos y delicados. Pueden tener tendencia a orinarse en la cama hasta edades avanzadas.

ROCK ROSE: Es especialmente útil para trabajar terrores nocturnos y pesadillas en niños (ayudado con Aspen). Los terrores nocturnos se suelen dar en niños de entre cuatro y doce años. Parecen ser un poco más frecuentes en los niños que en las niñas

ASPEN: Es una flor que trabaja los miedos de origen desconocido, la angustia etc. En este caso sería especialmente útil como apoyo al trabajo de Rock Rose, en los terrores nocturnos y pesadillas. Asimismo, sería adecuado usarlo con niños pequeños que se muestran muy “sensibles” al entorno, que afirman ver cosas que los demás no ven, que hablan con amigos invisibles etc.

CHERRY PLUM: Esta flor trabaja, entre otras cosas, la pérdida de control. Por ello, resulta de ayuda para tratar problemas de control de esfínteres en niños pequeños. También es útil para rabietas infantiles; esas explosiones de ira o llanto incontrolado, que son tan difíciles de calmar. En este caso, sería adecuado emplear Holly, para cubrir la parte de ira asociada.

WALNUT: Es la flor de la adaptación a los cambios, sean éstos positivos o negativos. Sería especialmente aconsejable emplearla en todos aquellos proceso de adaptación por los que tenga que pasar un niño; por ejemplo, el destete, el paso del pañal al orinal, el inicio de la etapa escolar… Incluso podría ser recomendable su uso, en el momento de la dentición en los bebés.

HOLLY: Como flor propia de estados de ira, podría ser adecuada para niños que explotan en estados de ira o rabia. Holly también engloba el espectro de los celos. Por ello, si tenemos un caso de celos infantiles, por ejemplo, ante la llegada de un nuevo hermanito, serían adecuadamente tratados con esa esencia.

ELM: Es otra flor a la que podríamos recurrir con frecuencia en casos infantiles. Elm está relacionada con el desbordamiento y el estrés. Pensemos en la cantidad de actividades extraescolares, horarios apretados, exigencias de rendimiento etc. a las que están sometidos muchas veces los menores; esto hace que también experimenten estados de estrés, en los que la toma de la esencia será de gran ayuda.

CategoryNiños

silueta-persona

Soy Mónica Pinzón: psicóloga y terapeuta floral certificada con años de experiencia. Comprueba cómo con las flores de bach y mi terapia te ayudamos día a día. Aprovecha la primera consulta gratuita.